Dr. Rogelio Villafuerte - Gabinete de servicios médicos
INICIOTRATAMIENTOSCONTACTO

AUTOHEMOTERAPIA

La autohemoterapia consiste en aplicar al paciente la preparación hecha con su propia sangre, la cual se inyecta diariamente. En caso de ser necesario el tratamiento se reinicia después de la última inyección, el nùmero de intervenciones depende de la evolución del paciente.
Como la preparación se hace a base de la propia sangre del paciente, en muy poca cantidad, además de estar diluída en solución salina adecuada e inócua, es obvio que se trata de una autotransfusión mínima por vía subcutánea, también es claro que existe riesgo de transmisión de infecciones que desgraciadamente, si ocurre en muchos casos de las transfusiones sanguíneas tan comúnmente realizadas. Una de las ventajas de esta Autohemoterapia es que no se requiere del uso de ninguna droga inhibidora del sistema inmune, ya que su principio se basa en todo lo contrario, estimularlo para lograr la curación de la enfermedad.
La mejoría en la sintomatología diabética, particularmente la angipoatía, es debido a la vasodilatación generalizada del organismo. Teoricámete los autoanticuerpos, por su gran tamaño, se van depositando en los capilares finos característicos de las zonas con circulación lenta. Los macrofágos resultan insuficientes ante la constante acumulación de anticuerpos. La autovacuna, actuando como antígeno frente a los anticuerpos, limita poco a poco el número y también la acumulción de autoanticuerpos, facilitando su destrucción por los macrófagos. Al existir autoanticuerpos, unos detectables en laboratorio y otros no identificados, se explica el por qué otros métodos, especialmente aquéllos empeñados en producir insulina por microtransplantes, pueden resultar inútiles de existir anticuerpos antiinsulina que harìan obsoleto cualquier transplante.

APLICACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DE LA VACUNA

Nuestra sangre esta compuesta por eritrocitos (Glóbulos rojos), leucocitos (Glóbulos blancos), plaquetas y proteínas.
Los Glóbulos Rojos son los encargados de transportar el oxígeno. Los Glóbulos Blancos estan implicados en los mecanismos de defensa. Con enfermedades del sistema inmunológico necesitamos generar anticuerpos que nos ayuden a combatir a los anticuerpos causantes de estas enfermedades.
Para elaborar la vacuna se extrae sangre venosa de nuestro organismo en donde se encuentran millones de autoanticuerpos.
Se mezcla con una solución para cultivo de tejidos en la proporción determinada por el médico de la Asociación en base a la Patología, Las condiciones del paciente y los resultados de los análisis de laboratorio. Con esto se alteran los autoanticuerpos para convertirlos en antígenos, con la refrigeración se mantiene a la vacuna en un estado adecuado para su conservación y aplicación.
Esta vacuna se aplica diariamente en la dosis que el médico ha determinado en base a los resultados de los anélisis de laboratorio, la patología y condiciones del paciente.
Con lo que inducimos a nuestro sistema inmunológico a que genere los anticuerpos necesarios para combatir a nuestra enfermedad autoinmune, poco a poco se recupera nuestro organismo hasta lograr un equilibrio.
Mediante la eliminación de los autoanticuerpos detenemos el avance de la enfermedad y podemos recuperar algunas de las funciones orgánicas que pudiesen haberse perdido a causa de la enfermedad.
De esta manera es como la autohemoterapia puede vencer a las enfermedades autoinmunes, los médicos afiliados a la asociación están calificados para manjear de manera correcta el tratamiento y control de su enfermedad autoinmune.

Nuestra sangre está compuesta por eritrocitos (glóbulos rojos), leucocitos (glóbulos blancos), plaquetas y proteínas.

Los glóbulos rojos son los encargados de transportar el oxígeno, mientras que los glóbulos blancos están implicados en los mecanismos de defensa

Con enfermedades del sistema inmunológico necesitamos generar anticuerpos que nos ayuden a combatir a los anticuerpos causantes de estas enfermedades.

Para elaborar la vacuna se extrae sangre venosa de nuestro organismo en donde se encuentran millones de autoanticuerpos.

Se mezcla con una solución para cultivo de tejidos en la proporción determinada por el médico de la asociación en base a la patología, ls condiciones del paciente y los resultados de los análisis de laboratorio.

Con esto se alteran los autoanticuerpos para convertirlos en antígenos.

Con la refigeración se mantiene a la vacuna en un estado adecuado para su conservación y aplicación

Esta vacuna se aplica diariamente en la dosis que el médico de la asociación ha determinado en base a los resulyados de los análisis de laboratorio, la patología y las condiciones del paciente.

Con lo que induciomos a nuestro sistema inmunológico a que genere los anticuerpos necesarios para combatir a nuestra enfermedad autoinmune...

Poco a poco se recupera neustro organismo hasta lograr un equilibrio

Mediante la eliminación de los autoanticuerpos detenemos el avance de la enfermedad y podemos recuperar algunas de las funciones orgánicas que pudiesen haberse perdido a causa de la enfermedad.

De esta manera es como la autohemoterapia puede vencer a las enfermedades autoinmunes.

RESULTADOS DE LA VACUNA CONTRA LA DIABETES MELLITUS 2

La historia y la sintomatología de la diabetes puede encontrarse casi en cualquier libro clásico sobre el tema. Los tratamientos típicos a base de insulina, pastillas hipoglucenuantes, dieta y ejercicio, son del domino médico habitual.

ANTECEDENTE

Hasta el momento se han tratado 400 pacientes con Diabetes Mellitas 2, en general sin complicaciones mayores como gangrena en miembros inferiores, desprendimiento de retina o nefropatía avanzada. La mayorìa de los pacientes, habían recurrido a tratamientos tradicionales con insulina o hipoglucemiantes, dieta y algo de ejercicio.

MÉTODO

Para preparar la autovacuna, se obtienen 5 ml de sangre venosa y se ponen en un frasco de 100 ml. Con solo 50 ml. De solución salina especial para cultivo de tejido. Una vez que la sangre es puesta en el frasco, se agita violentamente de polo a polo durante 30 minutos, al cabo de los cuales se pone en refrigeración a 4º C. Después de 24 horas se inicia el tratamiento, el frasco debe agitarse ligeramente para homogeneizar su contenido.
Una vez creada la vacuna se extrae un ml. De la suspensión del frasco con jeringa de insulina y se entibia ligeramente. Posteriormente se inyecta al paciente vìa subcutanea. De preferencia en su abdomen. Esta inyección deberá ser aplicada diariamente durante un año. En nuestra experiencia se prepararon frascos de autovacuna a medida que se iba agotando el tratamiento.
En relación a la dieta alimenticia, se insistio fundamentalmente en la eliminación completa de harinas y la disminución de grasas, cuando la obesidad y los exámenes de laboratorio mostraban colesterol y lipidos, de baja densidad, elevados. El ejercicio se recomendó a los pacientes de acuerdo a su condición fisica. Asimismo se prohibio totalmente el consumo del tabaco.

DISCUSION

Los resultados obtenidos con la autovacuna para la diabetes 2, muestran un nuevo enfoque en el tratamiento de dicho padecimiento. La presencia de autoanticuerpos fue frecuente y su desaparición, en un lapso de aproximadamente cuatro meses de tratamiento, nos revela que la diabetes 2, al igual que la diabetes 1, es causada por anticuerpos. La insulina y los hipoglucemiantes deben verse como medicamentos sintomáticos que pueden controlar muy bien la aglicemia pero que de ninguna manera curan la enfermedad.
La transformación de autoanticuerpos en antígenos puede deberse a la alteración que estos sufrieren al estar en refrigeración y sujetos a un deterioro molecular, el cual permite al organismo identificarlos como verdaderos antigenos.
El deterioro natural de los autoanticuerpos y su transformación en antigenos, nos permite comprender algunos aspectos sobre la cura de la diabetes.
La explicación de la mejoría en la sintomatología diabética, particualarmente en la angioapatía y la neuropatía, así como el estado general de los pacientes incluyendo la tez rosada de la cara, son debidas a la vasodilatación generalizada del organismo. Teóricamente los autoanticuerpos, por su gran tamaño se van depositando en los capilares finos caracteristicos de las zonas con circulación lenta. Su acumulación va causando progresivamente el taponamiento de dichos capilares, situación de la cual puede derivar la gangrena en los pies, el desprendimiento de la retina y la nefropatía.
Los macrofagos resultan insuficientes ante la constante acumulación de autoanticuerpos.
La autovacuna actuando como antigeno frente a los autoanticuerpos, limita poco a poco el numero y también la acumulación de autoanticuerpos, facilitando su destrucción por los macrofagos.
Estamos convencidos que esta autovacuna actua en contra de cualquier autoanticuerpo, ya sea anti-insulina, anipancreas, antinuclear, antipeptido C o bien, ante cualquier otro factor no detectable actualmente.

Dr. Rogelio Villafuerte Manjarrez • Todos los derechos reservados www.siempresano.com.mx • Monterrey N.L. • Diseño y desarrollo web luneta.com.mx